Jueves, 19 de Octubre del 2017

ÍNDICE

Vassalli, una historia de pioneros Mantenimiento de Plantas Industriales Pinturas auto-reparables

ENTREVISTAS

Vassalli, una historia de pioneros

Entrevista a Ing. Juan Carlos Berardozzi
Ingeniería de Calidad de Vasalli Fabril SA

Vassalli, una historia de pioneros

¿Puede resumirnos en pocas líneas la historia de la empresa Vasalli?

La empresa nace del impulso emprendedor de don Roque Vasalli. Su primer innovación en maquinaria agrícola la produce en el año 1949 en la ciudad de Firmat (SF), luego por el año 1951 desarrolla del primer recolector de maíz del mundo -aquí, donde estamos ahora, ahora llamada Planta 2-. A partir de la fundación y con el correr del tiempo la empresa se transformó en Roque Vassalli S.A.

A partir de la década del´60, don Roque, funda otra empresa y la llama Vassalli Fabril S.A. En ese entonces, era un galpón muy chico, donde se producían partes de cosechadoras. Con el tiempo, fue creciendo y terminó siendo la planta donde se producirían las plataformas recolectoras (básicamente plataformas trigueras, equipos maiceros y girasoleros).

En el ´87, Don Roque Vassalli motivado por la inestabilidad económica vende Roque Vassalli S.A.– y se queda solamente con Vassalli Fabril. Pasan dos o tres años y su espíritu emprendedor lo lleva a iniciar un nuevo desafío: volver a fabricar cosechadoras. Comienza entonces la producción de una cosechadora que llama Don Roque y con los años se convertiría en otra marca emblemática del agro argentino. La marca Vassalli no la podía usar por razones contractuales (en ese momento, la planta Vasalli SA seguía bajo la dirección del grupo que la había comprado).
Después sobreviene la quiebra de Roque Vassalli S.A y por un tiempo, esta planta estuvo totalmente cerrada, abandonada, en un estado lamentable. En 1997 fallece don Roque, quedando su nieta Mariana como heredera, a cargo y dueña del paquete mayoritario de Vassalli Fabril S.A. Más tarde, en el año 2003 compra la quiebra de Vasalli SA. y se unifican las dos empresas bajo el nombre Vassalli Fabril S.A. que produce cosechadoras con dos marcas: Don Roque y Vasalli.

Esto sería un breve resumen de la historia.

¿Cuáles son los valores que sostienen a una marca a través del tiempo?

Los valores de Vassalli que se mantienen como rectores son, la cercanía con el cliente (en el momento que el usuario lo necesita: servicio, repuestos) y la simpleza de la máquina. Es muy recordada la anécdota que grafica lo que comento: antes de la quiebra, Vassalli tenía un avión y volando llegaba hasta el usuario y le dejaba el repuesto. La red de concesionarios en todo el país, es otra muestra del compromiso con el cliente.
En lo que se refiere a acciones de marca, Vasalli siempre estuvo presente en eventos deportivos de acercamiento popular como puede ser el automovilismo, o apoyando a la comunidad patrocinando los equipos deportivos y demás eventos.

Desde el posicionamiento de marca logrado en el mercado nacional ¿se les dificulta competir contra empresas globales?

La competencia con empresas globales nace en el último tiempo, en la década del ´90. Hasta allí las cosechadoras nacionales marcaban el rumbo. Sí, hay una fuerte competencia extranjera de marcas de mucho peso, prestigio. Pero bueno, contra eso también hay que batallar y luchar, nuestros productos cuentan con la tecnología y calidad necesarias para hacerlo.

¿Qué inserción tienen en el mercado externo?

Hay muchos factores que influyen, estamos un poco lejos, las cuestiones de flete son importantes , estamos en presencia de marcas globalizadas de mucho peso. Y además las fluctuaciones económicas afectan nuestra política de comercio exterior

Hablando de estos altibajos históricos que afectaron proyectos industriales. ¿Cómo manejan la política de proveedores para garantizar el proceso productivo?

Vassalli siempre tuvo la política de tener dos proveedores en aquellos productos considerados críticos. El caso de la pintura revestía ese carácter, por eso siempre se manejó con dos proveedores. La idea fue tener un proveedor de una marca reconocida; pero contar al mismo tiempo con un proveedor que –dicho en forma simple- “salvara las papas”.

¿Química Petrosil comenzó ocupando ese lugar?

QP es un proveedor cercano, pero no cercano sólo en los kilómetros. Sino cuando yo levanto el teléfono y del otro lado me atiende la persona responsable, y si tengo un problema, seguramente tengo la solución en poquísimo tiempo.
Una empresa de las “grandes”, por sus características, por su lejanía, por su gran estructura no tiene esa posibilidad de respuesta.
La pintura es un tema muy importante. Siempre digo que “una cosechadora sin pintar no vale nada”, aunque esté terminada no la puedo vender. La cosechadora toma su valor final con su terminación.

¿Se enmarca este enfoque en el concepto de socios estratégicos?

Ha cambiado mucho la visión que uno tiene respecto de la relación proveedor-cliente. Hoy nuestros proveedores son, como vos decís, un socio estratégico. Forma parte, es una pata imposible de no tener en cuenta. Es una pata fundamental. El aporte de un insumo de calidad es un agregado de valor a nuestro producto.

¿La implementación de políticas de calidad o programas de calidad en las empresas influyó en estas prácticas?

Nosotros hace 8 años estamos certificados ISO. A partir de allí la visión con respecto al proveedor ha cambiado. La implementación de la certificación y las políticas de calidad permiten tener una visión global, no solo del tema calidad sino de toda la empresa. Permiten replantearse una serie de cosas, que a lo mejor antes estaban y uno no lo pensaba. A partir de allí esa visión ha cambiado totalmente y hoy en día el proveedor es un socio.

En Química Petrosil las visitas técnicas están protocolizadas. ¿Cómo perciben este servicio técnico?

En todo rubro, la asistencia técnica de un proveedor es fundamental. Cuando nosotros hacemos nuestras evaluaciones de proveedores, uno de los puntos a evaluar es la asistencia y la presencia del proveedor, sus visitas a planta, su presentación de propuestas o de nuevos productos. Con respecto específicamente a QP la presencia de ellos es permanente, cada vez que lo necesitamos están.

¿Interactúan con QP para el desarrollo de nuevos producto?

Una anécdota que viene al caso se dió cuando desde Vasalli Fabril se re-adquiere Vasalli SA: necesitábamos retomar el color “rojo Vassalli” porque el rojo con el cual se pintaban las cosechadoras Don Roque– de la cual QP ya era proveedor- no era el original (y no quedaban registros).
Héctor Silva, el director de Química Petrosil se encargó personalmente de rastrear muestras, pruebas, extendidos y fórmulas hasta dar con el color original. Durante un tiempo convivieron los dos “rojos” hasta que unificamos en un único color.

Dejando de lado la anécdota, el trabajo técnico que tenemos con ellos es prácticamente cotidiano. Hemos tenido que desarrollar color verde para enviar a SAME, también homologar el color gris. Ahora estamos con el tema de cambiar el color de fondo. El trabajo de desarrollo es permanente. La respuesta es constante.

¿Cómo abordaron la etapa de migración de los esmaltes sintéticos a las pinturas poliuretánicas?

Eso fue un salto cualitativo muy grande. Pintar durante años con sintético y pasar a poliuretano fue todo un tema. A simple vista en la acción del pintor no se ve diferencia, pero en la realidad hay un cuidado especial en la preparación de la pintura. Aprender las características de secado, de exposición, de controles tiene sus secretos. Que finalmente se mani- fiesta en la calidad del producto final.

¿Cuál es el sistema de pintado de Vasalli Fabril?

El sistema de pintura es por soplete. Tradicionalmente nosotros lo que hacíamos era fabricar las piezas de chapa, esas piezas se pintaban con fondo previo lavado y desengrasado, y luego se almacenaban. Posteriormente se armaba la cosechadora y se pintaba armada. Actualmente, el proceso es más integrado: las piezas se pintan con fondo y terminación. Ahí tuvimos que hacer todo un trabajo asistido por QP por los tiempos de secado, la dureza de la pintura. Para permitir que las piezas terminadas se pudieran manipular. La cosechadora se arma ya pintada y no vuelve a pintarse (a lo sumo se hace un retoque).

Vassalli, una historia de pioneros Mantenimiento de Plantas Industriales Nueva generación de pinturas